FIBA cambia todas sus competiciones de selecciones

Posted on 25/04/2012

0


De esta entrevista al presidente de FIBA se desprenden varias conclusiones.

  • El Mundial de básquet se disputará en los años siguentes al de fútbol, y el mismo año que el de rugby (una medida positiva para evitar la superposición, aunque yo hubiera elegido el año anterior al mundial de fútbol y no el posterior).  Por caso, 2019. Al año siguiente, los Juegos Olímpicos. En 2021, los torneos continentales (Eurocopa, Torneo de las Américas, etc.). Y el cuarto año quedará libre, aunque probablemente haya competencia de algún tipo.
  • El Mundial tendrá 32 equipos, algo tremendamente positivo y que servirá para demostrar la amplitud de países quehan desarrollado el básquet. Ojalá que al mismo tiempo tengan la visión de dar más descanso entre partido y partido, aunque sea un día o dos, para así poder promocionarlos mejor.
  • El punto más intrigante es el de las clasificaciones al Mundial (“el proceso de clasificación será continuo durante todo el año“). Manini ve los pros y los contras (“Probablemente los jugadores tendrán que viajar más, pero al mismo tiempo, se requerirá menos tiempo de preparación“, “el nuevo sistema de competición se basa en juegos de clasificación en casa y fuera, por lo que la mayoría de los países disfrutarán del derecho a jugar delante de sus fans”). En principio parece algo muy positivo, porque al básquet de selecciones le faltan partidos oficiales en estadios no neutrales y continuidad en los medios (es lo que ha hecho importante al vóley a través de la Liga Mundial). El asunto es si Europa o la NBA, o las ligas en general, lograrán hacerles un hueco al estilo de las Fechas FIFA del fútbol.

A mí me gustaría patear el tablero y convertir al Mundial de básquet en una especie de Copa Davis, con una serie eliminatoria por semana si es necesario, pero evidentemente es un cambio demasiado radical.

Anuncios